En nuevo trend de los Quick Service Restaurants y los casos inauditos de Shake Shack y Chipotle. ¿Y en México, Apá?

Al parecer de las tres famosas B, una empieza a perder fuerza contra las otras dos. Uno pensaría que para el mercado de los Fast Foods, o QSR (Quick Service Restaurants, como se les conoce ahora) el sacrificar un bajo precio por mejores ingredientes resultaría en una ecuación suicida. Al final, todos pensarían que los amantes de Burger King y McDonalds sólo estarían pensando un numero lo más pequeño posible abajo del .99 de cada item o paquete.

Pues parece que no. Chipotle, como lo demuestra este articulo ha mantenido margenes de utilidad más altos, de manera consistente y sostenida que sus principales competidores. Todo pareciera indicar que cuando la combinación de sabor, calidad de ingredientes y experiencia de compra es suficientemente buena, la gente puede relajar la cartera y subir su disposición de compra, no solo para mantener, sino para incrementar los márgenes.

Otro caso es la mencionadísma Shake Shack que nace en un parque de NY ofreciendo hamburguesas al puro estilo McDonalds, pero con ciertas excepciones: Un super pan, una super carne, unas super papas. Hoy todo EEUU está vuelto loco con esta marca y se estima que en su próximo IPO la valuación de esta “pequeña” cadena de menos de 40 tiendas puede valer 1 billón de dolares americanos. ONE BILLION. 

¿Qué tienen en común las multitudinarias filas del Shake Shack y el éxito desmedido de Chipotle? Ambos se atrevieron a romper algunos de los paradigmas más arraigados de la comida rápida:

– Ofrecer lo más barato siempre

– El mercado no va a premiar la calidad pagando un mayor precio

– Los empleos tienen que tener los precios más bajos posibles. Por tratarse de procesos estandarizados, no importa la calidad del personal contratado.

– Productos industriales para lograr precios más bajos.

– Estandarización.

Shake Shack y Chipotle parecen responder de manera diferente. Parten de un entendimiento de un mismo mercado pero con una óptica distinta. El consumidor está cada día más preocupado de lo que se mete al organismo. Prefieren las cosas más ricas, pero sobretodo la honestidad de una marca. Chipotle avisa cuando la carne es orgánica y cuando no. Y modifica sus precios en este sentido. Y las ventas crecen. Shake Shack mete en sus menús opciones regionales con productos locales y recetas que la gente valora en su lugar natal. Chipotle está muy lejos del resto de sus competidores en márgenes y valoración de su marca. Shake Shack estará ahí arriba muy pronto.

¿Y en México? la tendencia parece seguir apostándole a importar franquicias. Las grandes compañías como ALSEA y CRM parecen sentirse más cómodos importando conceptos que desarrollando propios. Incluso reinventando sus marcas “fuertes”. Pareciera que con algunas salvedades de cadenas de tacos, sushis y bisquets, seguimos sin explotar el potencial gastronómico y la enorme necesidad que tenemos para ser una potencia en QSRs locales.

Algunos articulos:

http://www.fastcompany.com/3027647/lessons-learned/how-chipotle-changed-american-fast-food-forever

http://qz.com/266668/the-changing-landscape-of-american-fast-food-can-be-summed-up-with-this-one-word/

http://www.businessinsider.com/why-shake-shack-is-so-popular-2014-9?utm_content=buffer25885&utm_medium=social&utm_source=facebook.com&utm_campaign=buffer

http://www.huffingtonpost.com/john-dick/the-quickservice-restaura_b_5134573.html

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s