Los 10 lugares de Julio

El tema este de criticar restaurantes siempre resulta complicadísimo. Los lugares nuevos tienen un sesgo en las menciones, pero no en las expectativas.  Y cuando uno quiere salir y comer bien, a veces resulta muy difícil elegir entre los recientes multinombrados, y los de toda la vida que luego tenemos empolvados en la memoria. Así que aquí haré una reseña mensual de lugares en los que estuve el último mes. Cómo ejercicio. Comentarios que seguramente muchos será predecibles e incluso repetitivos. Otros quizás ayuden a recordar esos lugares que chance no hemos visitado en cierto tiempo. Se aceptan recomendaciones.

PS para este ejercicio estoy utilizando (por fin le encontré una utilidad práctica!) Foursquare, ahora Swarm. Así que si me siguen por esa red social, pues también podrán saber durante el mes donde le estoy empacando dulces a la piñata.

No están ordenados por preferencia:

Malamen:

El que ahora escribe es socio. Así que pueden tomarse todos mis comentarios con la reserva merecida. Pero si algo tiene este lugar es la increíble calidez de sus espacios y un ambiente muy relajado durante las mañanas (los fines hay desayunos) y las tardes. Hay ahora platillos de especialidad que cambian todas las semanas, para los que les gusta experimentar. Los sandwiches y los postres son buenísimos. Hoy me desayuné unas enchiladas con salsa de chicharrón que valen mucho la pena. El lugar es ideal para cenas de amigos, un date o para pasar a echar un drink en la tarde y de pasadita un postre.

Mythos:

El reciente-mytico griego de Polanco abre sus puertas. Grilla delegacional/vecinal aparte, me da mucho gusto. El lugar tiene una cocina increíble. Aun después de los meses que estuvo fuera de combate, la comida estaba espectacular. Probé unos pulpos como a la gallega pero obviamente nos son la gallega, excelentes, los gyros (2 piezas chiquitas) son excelentes. Y de aquí en adelante mis recomendaciones son descriptivas, porque no tengo idea de como se llaman: Una especie de yougourt/jocoque con pepino y algo así como eneldo. Unas bolitas de carne como keppe, pero creo que eran vegetarianos (JA!) y sobretodo el postre que es como un strudel árabe de nuez con miel, de no mamar… Ahí preguntan!!

La Garufa:

Tuve chance de entrevisar a su fundador Fer Campo en este mismo blog. su lugar tiene una terraza increíble y la comida es deliciosa. Yo me eche una carne buenísima y una ensalada deliciosa. El vino es de excelente relación calidad precio. El plan ideal para ir a cenar en la condesa. La música, si bien está bajita, tiene una GRAN selección, para los clavados en este tema como yo.

El pescadito:

Los ya muy famosos tacos de Juan Escutia y Atlixco no nos decepcionaron. Fuimos a comer ahí el grupo elite de Bellopuerto (osea mis dos socios y 2 chefs) para probar. Todos salimos fascinados. El sazón de la machaca de marlin es memorable, los tacos rebosados están impresionantes. Pero de lo mejor es la enorme barra con la que puedes complementar tu taco: Col blanca, morada, chingos de salsas, etc.. Ideal para brunch sabatino en estado post etílico, sin duda. Esta fue mi primera visita. Y recomiendo mucho.  El link de arriba los lleva al blog de @odioodiarr donde sube fotos y cosas más pro.

San Angel Inn:

Estuvimos en el clásico recorrido de unos amigos foráneos. No comimos. Fuimos a la terraza de afuera a tomar el digestivo un sábado soleado a las 5-6 de la tarde. Es notable, además de lo impresionante del espacio y el lugar, el nivel de mantenimiento con el que el lugar se conserva. Por esto, y por muchas otras razones, El San Angel Inn es una apuesta ganadora seguro. Para cualquier ocasión.

La Providencia:

Esta cantina parece de mala muerte desde afuera. Tiene las típicas dos puertas de bar western con pinta de mala muerte. Y si es medio de mala muerte aunque totalmente inofensivo. Está en avenida revolución del lado del mercado de flores a 15 metros de la esquina con Av de la Paz. Tiene algo que lo hace único: La mejor sopa de pollo del mundo. Pareciera algo sencillo. Algo que cualquier abuelita rebatiría. Pero es la mejor. Sin duda. Cierra los domingos y las noches. Así que la mejor ocasión puede ser un sábado post bazar del sábado. No es la primera vez que vengo. Debe ser como la quinta. Son de esos lugares difíciles de visitar de manera frecuente, pero cuando lo tienes cerca, no lo dejes.

Fuji:

Este japonés que parece como tienda de cámaras por fuera, que está en la esquina de Río Pánuco y Tiber, nunca había llamado mi atención, pero se suma a la (extrañamente) completa oferta de comida japonesa de la colonia Cuauhtemoc. El lugar, que claramente es de la generación del Samurai, y de los primeros Daikokus, tiene esta onda de lugar que se fue haciendo viejo, pero que conserva un sazón y una calidad sorprendente. Un lugar que vale la pena para una cena tranquila, con antojo de tepanyaqui.

L’Entrecote:

El nuevo Beau-Goss de Polanquito está dando mucho de que hablar. El lugar nació siendo un éxito a pesar de su compleja tropicalización al mercado mexicano. El concepto de 1 platillo me parece genial. Este mes estuve 2 veces. En una el entrecote no estaba al 100%, en la otra ocasión, la carne fue espectacular, pero las papas chafearon mucho. El lugar está en consolidación, y sólo el tiempo dejará claro si está a la altura de la numerosa colonia francomexicana de Polanco. Dos detalles, las porciones he escuchado que NO son las de Paris (nunca he estado) y la carta de postres la podrían poner en español. No es por presumir, pero yo que estudié en el liceo, no tenía idea de lo que estaba leyendo.

Danubio:

Este clásico del centro es el remate ideal para un sábado cultural en el primer cuadrante. Lugar de sartenes viejos y meseros añejos. La sopa verde, y los langostinos más ricos de la ciudad de México son musts en este lugar de tradición que mantiene toda su onda en el esfuerzo inexistente por renovarse (que paradoja!). Pero esto solo se logra después de décadas de mantener una calidad inigualable y un sazón perfecto.

Mog:

Uno de mis favoritos. Este restaurante “collage” de comida asiática es una experiencia compleja, pero completa. Mesas compartidas, un caos en todos los aspectos, desde decorativos hasta de la propia estructura del menú, pero que logran, sin querer queriendo, o queriendo pero sin querer un lugar con muchísima onda. La comida es fenomenal. Las recetas tailandesas junto con los platillos japoneses y vietnamitas se pelean el mejor sazón. Vale la pena venir mucho y probar todo.

Top Momentos de 2013

Se me antojó escribir este post, dado que este fue sin duda el año más complejo pero gratificante que tuvimos como grupo y como persona en este sector.

5. La correcta re inversión:

IT Come Pasta era un proyecto que estaba por debajo de su potencial. Su diseño frío y revuelto con Bellopuerto Sta Fe lo hacía poco acogedor para el rico menú italiano que ofrece. A finales de 2012 tomamos la decisión de rehacerlo. Esto implicaba sacrificar beneficios inmediatos para meterle y apostarle a que, con algunos cambios, el lugar podría subir mucho sus ventas y ofrecer en general una mejor experiencia. A raíz del cambio las ventas del lugar crecieron en promedio 35% vs el año anterior. IT Come Pasta parece consolidarse en su nicho como una de las mejores opciones de comida italiana casual en Santa Fe.

2013-05-31 16.44.51

El nuevo IT Come Pasta. Vasco de Quiroga 1900 (entrada por G Camarena)

4. Una apuesta campechana, una fusión inteligente:

Hacia finales de 2012 se abrió la posibilidad de tomar un local en el centro de Polanquito. ¿Qué más le hace falta a la zona? Inmediatamente pensé en Limantour. Un concepto que juega el rol de un Bar incursivo en un barrio, y donde el visitante pierde la referencia del tiempo, al sentir que está en un lugar que lleva mucho tiempo ahí, que es parte de la colonia. Después de algunos fraternales agarrones logramos consolidar una socidedad con Limantour Roma, pensando en que nuestra estructura operativa y conocimeinto de la problemática de la zona sería una amalgama poderosa. El concepto necesitaba ajustes. Más comida, un concepto de bar más enfocado a media tarde y noches tranquilas. A personas sentadas y tragos ocasionales que se vuelven especiales. Limantour Polanco abrió sus puertas en Enero de 2013. Hoy se consolida como un lugar de referencia dentro de Polanquito gracias a su coctelería y su (joya secreta) gran cocina que entremezcla platillos tradicionales mexicanos con recetas inspiradas en la gastronomía francesa. Un menú sin duda congruente con el personaje del cual se rescata el nombre: José Yves Limantour.

2013-03-08 15.24.03

3. El nuevo menú como eje de reposicionamiento:

A raiz de los siguientes dos proyectos que voy a hablar, y de revisar un elaborado resultado de encuestas de satisfacción que implementamos durante el primer semestre de 2013, nos dimos cuenta de algo: El Menú de Bellopuerto es demasiado extenso, bastante innovador en algunos platillos de “entradas” pero se cae en los platos fuertes. Es un listado largo y tedioso de recetas tradicionales. Definitivamente funcionó en sus inicios, pero necesita replantearse. En conjunto con el Chef ejecutivo de Bellopuerto, Jorge Martinez, comenzamos un proceso de replanteamiento, donde buscamos nuevas recetas de platos fuertes que balancearan el menú. Los resultados fueron sorprendentes, no solo en los platillos sino en el proceso. Jorge abrió el encargo creativo no sólo a los chefs de cada Bellopuerto, sino también a sous chefs y cocineros quienes propusieron muchas de las nuevas recetas. El diseño del menú también cambió, quisimos algo más ligero, más dirigido a los platillos que son nuestra especialidad, y nuevamente a que las secciones del menú te transporten a esos días perfectos en la playa. El menú se estrenó con Bellopuerto Florencia. En enero entra en las otras 2 ubicaciones: Santa Fe y Polanco.

2013-10-25 12.29.08

Callo Garra de León. Nuevamente en la carta de @Bellopuerto

2. El local perfecto para detonar una zona y consolidar una marca: Florencia.

Llevabamos 3 años en búsqueda de un local para el 3er Bellopuerto. No era fácil. Queríamos una gran ubicación, con mucha terraza y onda. Vimos locales en la Roma, en la condesa, en el sur, en interlomas y algunos en la Juarez. Yo estoy convencido de que la Zona Rosa en poco tiempo va a ser nuevamente el corazón turístico y gastronómico del DF. De pronto se dio la oportunidad y como mandado del cielo llegó la posiblidad del local perfecto. Una generosa esquina con la terraza más amplia a pie de calle de la ciudad. Un edificio nuevo pero con gran diseño, y la posición soñada, a 1 cuadra del Ángel. El proyecto representaba un reto distinto, un local en obra negra que puedes diseñar de cero a tu gusto y lógica operativa. El proyecto arquitectónico lo llevó a cabo Atemporal de Paul Curuchet, quien creó el concepto de Bellopuerto desde sus origienes en Polanco, y sin duda hoy el mejor arquitecto de centros de consumo en México. Este proyecto representó también un enrome crecimiento para Roberto Hernandez, nuestro socio operador y en quien estamos apostando será la cabeza del grupo en poco tiempo (hoy este es un monstruito acéfalo o de muchas cabezas…) Es inexplicable la sensación de ver el lugar desde fuera en el momento en que se quitaron los tapiales. Saber que el lugar está mucho más bonito de lo que lo imaginaste. Saberlo bien hecho, bien pensado, materializando el conocimiento y experiencia de 6 aperturas previas. Definitivamente el mejor paso que podíamos dar como marca.

2013-12-07 13.14.38

Bellopuerto Reforma. Florencia 30 (esq con Hamburgo) a 1 cuadra del Angel.

1. La creatividad como revolución, aprendizaje y crecimiento: Las enseñanzas de Malamén.

Este ha sido sin duda el proyecto que nos marcará como grupo este 2013. Comienza por la aceptación de que nos podemos equivocar, y que cuando creemos que todo nos sale, la vida te pone pruebas difíciles. Malamén nace en un contexto adverso. Poco tiempo, poco dinero para hacerlo. El riesgo de convertirse en el parche de otro lugar. Definitivamente el mérito compartido de este lugar es lo que hizo que el cambio fuera tan impactante. Y la gran moraleja es nunca escatimar el valor de la creatividad. Todo empezó con la idea de hacer un lugar de antojos. Antojos en el sentido más general del tema. Largas pláticas y apoyo con nuestro socio y amigo Toño Turueño, quien es el verdadero padrino del proyecto. Después encontrar el torbeillino de creativdad de Marco Colín quien desde el día 1 propuso como mancuerna a Ricardo Casas para el (re) diseño industrial. Reencontrarme con Andrea de la Garza mi socia en un loop creativo, un viaje a NY donde visitamos en 6 días más de 90 lugares. Buscando miles de referencias, de sabores, de ideas. La ejecución impecable de los Chefs Osiel del Carpio y Felipe Ramos, quienes comprendieron desde un inicio que en este proyecto podrían proponer lo que, literalmente, se les antojara. La construcción del menú, del lugar y de la mística. Entrar al mundo de la chela artesanal para no salir. Y de pronto verlo, en menos de 3 meses hecho realidad. Hoy Malamén se consolida poco a poco como un lugar de referencia en Polanco. Diferente para bien. Con fanáticos empedernidos y críticos voraces. Así lo queríamos. Así lo queremos siempre.

2013-10-14 13.27.27-1

Malamén. Emilio Castelar 121. (Frente al Parque del Reloj, junto a la Casa Portuguesa)

Play With Fire- The Rolling Stones